Sanidad pública VS Seguros de salud (I)

En España hay más de 10 millones de personas que tienen contratado un seguro de salud (aproximadamente el 23 % de la población). Por tanto, desde el punto de vista técnico, estamos frente a uno de los productos de mayor crecimiento — entre los seguros de no vida es el segundo, por detrás del seguro de automóvil—, en el que se gestionan aproximadamente 6.200 millones de euros.

Son varias las situaciones que provocan un contexto positivo para este producto —entre otras, la guerra de ofertas entre aseguradoras, que permite que los corredores de seguros podamos ofrecer determinados servicios a precios muy competitivos—, por lo que son muchos los que quieren disponer de una alternativa para poder acceder a la sanidad privada en caso de necesidad. Por ejemplo, ¿cuántas veces has pensado que las listas de espera de la Seguridad Social para determinadas pruebas diagnósticas o para consultas con algunos especialistas son demasiado largas?

Precisamente esto —las debilidades de nuestro Sistema Nacional de Salud— es uno de los motivos por los que cada vez más familias apuestan por contratar un seguro de salud. Pero, como todo en esta vida, la Sanidad pública española tiene sus pros y sus contras. ¡Los vemos en las siguiente infografía!

Puntos a favor del Sistema Nacional de Salud de España:

  • Equidad y universalidad
    Financiación pública de la sanidad y del medicamento
    Aseguramiento obligatorio
    Cobertura gratuita
    Recursos a priori suficientes

Puntos en contra del Sistema Nacional de Salud de España:

  • Listas de espera
    Calidad de la atención mejorable
    Uniformidad en el trato y masificación
    Dificultad de acceso al médico especialista y a pruebas diagnósticas
    Mayor lentitud y burocracia
    ¿Y cuáles son las ventajas de contratar un seguro de Salud privado? Te lo contamos en la siguiente publicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos del servicio de Google se aplican.